Vinos de altura: Terroir extremos.

Los entendidos en materia de vitivinicultura saben del auge de los vinos de altura en Argentina. Cada vez son más las bodegas que optan por cultivar sus uvas en terrenos de gran altitud,  especialmente al pie de la cordillera de Los Andes, donde las condiciones climáticas suelen ser extremas y hostiles.

Dentro de la provincia de Mendoza, algunos de los terroirs más destacados  se encuentran en el Valle de Uco. Las zonas de Gualtallary, Los Chacayes, Altamira, Vista Flores y San Pablo se ubican a más de 1100 metros sobre el nivel del mar y . Poseen suelos heterogéneos, cuya variabilidad está marcada por su composición: algunos son arenosos, pedregosos y/ o calcáreos. Estas características son de suma importancia en el cultivo debido  a que determinarán, entre otros aspectos,  el perfil  y estructura de los vinos. 

¿Qué tipo de vinos obtenemos de estas zonas?

Cada variedad se expresa de maneras diferentes dependiendo del terreno en donde se planta la vid, aunque se suelen  mantener ciertas características. Lo que destaca especialmente es el clima frío dado por la altura en la que se encuentran los viñedos, y que determina el perfil expresivo del vino porque las uvas maduran de forma más lenta.  Por lo general podremos apreciar notas de fruta más verde, mas herbáceas, donde aparecen diferentes expresiones de hierbas y de la flora del lugar.

Los vinos de altura suelen tener mayor acidez, mayor estructura en boca, finales persistentes y mucha expresividad de la fruta. Son ideales para acompañar cortes de carne vacuna, pastas con salsas como bolognesa, charcuterie de sabores intensos, como queso de cabra, salames y jamón crudo.

Encontra mas post

VISITA NUESTRA TIENDA ONLINE

AYUDAME COMPARTIENDO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp