Gualtallary, una joya en medio de la montaña

Mendoza se posiciona como una de las zonas más valoradas en materia de enoturismo, no solo por sus hermosos paisajes sino por la calidad de vino que produce en sus diferentes regiones.

Los suelos aptos para vitivinicultura son muy extensos y las condiciones climáticas de la provincia hacen que la producción de vino sea óptima.

El Valle de Uco es la zona con mayor reconocimiento del país a nivel mundial. Situada al oeste de la provincia y muy cercana a la cadena montañosa de Los Andes, es famosa por el producto final que se obtiene de sus plantaciones.

Uno de sus terroirs más buscados y valorados por los viticultores es Gualtallary, ubicado en el departamento de Tupungato a 1400 metros sobre el nivel del mar.

PERFIL DEL SUELO

En términos relativamente técnicos, hablamos de suelos originados en el abanico aluvial del río las Tunas, y con aportes eólicos. Muy heterogéneos. Generalmente arenosos de poca o media profundidad. Presenta gravas de tamaño mediano, caliche y abundantes depósitos de carbonato de calcio.

Los vinos que obtenemos de esta zona se caracterizan por su estructura y volumen; son vinos frescos y de carácter en los que prevalecen en boca los sabores a fruta y la alta acidez.

 

Encontra mas post

VISITA NUESTRA TIENDA ONLINE

AYUDAME COMPARTIENDO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp