Maridajes ideales: verdades y mitos

Aunque sobre gustos no hay nada escrito, podemos seguir algunas "reglas" para potenciar la comida con el vino. ¡Te contamos todo sobre maridaje!

Seguramente muchas veces has oído hablar que las carnes rojas van mejor con vinos tintos y los pescados con blancos.  Y si bien esta afirmación tiene su fundamento, no es el 100% del truco al momento de maridar. ⁠


A continuación te dejamos algunos datos y tips para tener en cuenta:

  • Los tinos van bien con carnes porque tienen taninos que nos ayudan a limpiar la boca y a sentir más suave al vino y sabrosa la comida, si lo combinamos con un plato grasoso como un asado, un guiso o un cordero. Un Cabernet Sauvignon Reserva, por ejemplo,  combina muy bien con el asado.

 

  • Los blancos van bien con platos livianos como ensaladas, verduras o langostinos grillados y pastas con salsas livianas porque nos complementan con aromas y sabores vegetales, frutales y mucha frescura. Por ejemplo, unos spaghetti con salsa fileto irían de maravilla con un vino  Chardonnay.⁠
  • Pero ¿qué pasa si el pescado es un salmón con salsa de crema? En este caso, iría mejor con un vino rosado o con un tinto joven y fresco.  

 

  • ¿Y si la carne es roja pero desgrasada en su cocción, o magra? Es probable que vaya muy bien con un blanco reserva.

Por eso, al momento de buscar un “maridaje perfecto”, la idea es tener en cuenta el tipo de cocción, la textura, los sabores y las grasas del alimento; así como los sabores, textura y estilo del vino. La idea es que ambos -plato y bebida-  se complementen y que ninguno de los dos pase por encima del otro con sus sabores. ⁠

Te dejamos una guía básica y general (porque dependen de la uva, región y procesos), que pueden ayudar en los primeros pasos del maridaje:

◾Blanco joven: fresco, vegetal o frutado⁠.
◾Blanco Reserva o Gran Reserva: fresco, cremoso con cuerpo.⁠
◾Tinto joven: mucha fruta fresca y taninos más delicados.⁠
◾Tinto Reserva o Gran Reserva: frutas maduras y taninos presentes.⁠

 

Cuál es el vino ideal para acompañar las comidas, es una decisión personal y relativa; no hay reglas estrictas. Sin embargo, conocer más sobre la estructura de cada vino, hará que tu plato realce y se luzca aún más.

Encontra mas post

VISITA NUESTRA TIENDA ONLINE

AYUDAME COMPARTIENDO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp