Decanter: guía perfecta para usarlo

Para los consumidores más exigentes del vino existe este artículo que se encuentra en casas de bazar o lugares de cristalería, se trata del decantador de vino que es un recipiente de cristal.

El Decanter es un recipiente muy usado en el mundo del vino. Su base es más ancha que la boca y la finalidad es airear el vino. El proceso de decantación de un vino consiste en la separación de dos sustancias (líquido y sólido) para así poder degustar vinos completamente óptimos y sin sedimentos. El vino toma color, se atempera y oxigena. Por ejemplo, en los vinos envejecidos, la utilidad del decantador de vino permite que los sedimentos queden en la base del recipiente.

Por qué utilizar un decantador de vino:

– Para poder disfrutar de todos los aromas del vino. Cuando se ha sometido durante su crianza embotellado durante un tiempo, los aromas quedan reposados, como “cerrados”, de forma que si lo decantamos estos vinos vuelven a reproducir sus aromas originales. Recomendado para vinos de al menos 2 años.

– Porque los taninos se integran consiguiendo así un sabor muy agradable. Algunos vinos son de ligera aspereza consumidos recién abiertos, una vez el vino se ha decantado consigue liberar aromas ocultos con toques afrutados. Esto ocurre sobretodo con los vinos estructurados y carnosos.

Uso del decantador:

Hay que tener en cuenta que en función del vino, éste requerirá ser decantado o no. En caso de que sea necesario utilizarlo, no siempre tendrá el mismo resultado:

  • En los vinos jóvenes, la decantación consigue potenciar los aromas puesto que ayuda a su oxidación
  • En los vinos añejos por su parte, se realiza para separarlos de su sedimento y acelerar su oxigenación.

¡Ahora ya saben cuál es la función del famoso decanter de vino! Es una excelente opción para autoregalarse o para obsequiar al algún fanático del vino.

Encontra mas post

VISITA NUESTRA TIENDA ONLINE

AYUDAME COMPARTIENDO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp